La pereza mental es la madre de las noticias falsas

De acuerdo a una investigación del MIT, realizada en más de 3000 personas, la tendencia a creer en titulares falsos no depende tanto de los prejuicios como de la tendencia a sacar conclusiones precipitadas.

El aumento de las noticias falsas está causando serios problemas en nuestra sociedad y debido a eso, estamos intentando averiguar por qué ocurre. Algunas personas piensas que las personas creen en ellas por sus propios prejuicios. Sin embargo, un estudio publicado en la revista Cognition, ha encontrado que esa no sería la razón.

De acuerdo a la investigación, realizada en más de 3000 personas, la tendencia a creer en titulares falsos depende más de la capacidad para resistir los atajos mentales. En pocas palabras, mientras ociosa mentalmente es una persona, más creerá en las noticias falsas.

 

Al cerebro le gusta economizar

Es bastante conocido que los humanos tendemos a economizar energías. Esto también ocurre con nuestra capacidad cognitiva. El pensamiento inconsciente y automático es rápido, fácil e intuitivo y nos permite ser ahorrativos con nuestros limitados recursos mentales. La desventaja es que también alimenta nuestra tendencia a sacar conclusiones precipitadas y no cuestionar los estereotipos inútiles.

Por eso, los psicólogos David Rand de MIT Sloan School of Management y Gordon Pennycook de la Universidad de Regina Hill-Levene School of Business decidieron averiguar si las personas creían en las noticias falsas debido a una ignorancia deliberada o porque simplemente no se estaban deteniendo a pensar.

Para descubrirlo, calificaron a los voluntarios en una escala llamada Prueba de Reflexión Cognitiva, que mide la tendencia a desafiar las reacciones intuitivas. Luego les mostraron publicaciones en Facebook que mostraban los titulares de tres tipos de titulares: noticias reales, noticias falsas que reforzaban su punto de vista político, y noticias falsas que los contradecían. A cada persona se le pidió que calificara qué tan precisas pensaban que eran cada una de las historias.

Los investigadores descubrieron que las personas que eran más reflexivas eran más capaces de diferenciar entre noticias reales y falsas, independientemente de si el titular estaba de acuerdo con su política. Sin embargo, las personas que eran menos reflexivas eran más propensas a creer todo lo que leían.

Una supuesta rata enjabonándose fue una de las noticias falsas más populares del 2017.

Ni los prejuicios ni la inteligencia están relacionadas con cree en las Fake News

“No encontramos ninguna evidencia de gente que quiera convencerse a sí misma para que crea cosas locas”, dice Rand. “Esto sugiere que caer en [el engaño de] las noticias falsas se da más por la falta de atención”, añadió. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con la inteligencia general de una persona. “La tendencia a participar en el pensamiento es diferente de tus habilidades de pensamiento”, dice Rand.

La buena noticia es que esto podría hacer que el problema sea más fácil de abordar. “No es necesario hacer que la gente se vuelva menos partidista y renuncie a sus prejuicios, es mucho más simple, solo necesita que la gente piense un poco más”, dice el psicólogo. En ese sentido, las plataformas de medios sociales podrían ayudar al recordarle a la gente sobre la exactitud de una historia, sugiere.

Las famosas Fake News están siendo un problema tan grande para las redes sociales, que el año pasado Facebook comenzó una campaña para prohibir las páginas que las ventilen o promuevan.

 

Fuente: ElEspectador

Facebook - Comentarios

Autor entrada: admin